Teléfono: (0299) 496-3355

E-Mail: radiociudad@copelnet.com.ar

Dirección: Av. Olascoaga 560, Cutral Có

facebook.com/radiociudad945

Whatsapp: 2994045352

Martes, 10/09/2013 - 23:06

Infierno de incendios y otros graves trastornos causó el vendaval

Instalaciones industriales se vieron afectadas por el fuego y por momentos el escenario era verdaderamente dantesco. Varias hectáreas agrícolas fueron afectadas.Desesperación. Un insignificante baldazo frente a semejante siniestro. La visibilidad era escasa. El humo y el viento mantenían la ruta transitable con precaución.Ayer, poco después de las 17, eran seis los focos principales; luego se multiplicaron
La situación más compleja se vivió en Plottier y también en Senillosa. Por las llamas y el humo estuvo cortada dos horas la Ruta 22.

Un día por lo menos caótico se vivió ayer en gran parte de las dos provincias a causa de los intensos vientos que soplaron durante toda la jornada y provocaron desde decenas de incendios hasta varios accidentes de tránsito (ver pág. 27), voladuras de techos, extensos cortes de luz por la caída de árboles y postes y pérdidas millonarias en bienes muebles e inmuebles consumidos por el fuego. Plottier, Cipolletti, Neuquén, Roca, Rincón de los Sauces, Cutral Co y Huincul, y varias localidades de la línea Sur rionegrina vieron caer la noche sin poder contabilizar siquiera globalmente la magnitud de los daños. (ver pág. 26)

Por la gravedad de lo acontecido el gobierno neuquino también decretó el estado de emergencia en el cordón comprendido entre El Chañar y Senillosa. Las clases fueron suspendidas ayer en algunas escuelas de Neuquén capital y del interior provincial.

En tanto hoy, el Consejo de Educación dispuso que los chicos del turno mañana de todos los establecimientos de Confluencia, Centenario, Vista Alegre y Cutral Co - Huincul se queden en casa, mientras que en Plottier y Senillosa, no habrá actividad en todo el día.

Una de las situaciones más graves fue la iniciada al mediodía de ayer presuntamente por negligencia al quemar pastizales, desatando así una seguidilla de incendios en una amplia zona de producción agrícola de Plottier que afectó a viviendas y predios de instalaciones industriales y obligó a atender al menos a 14 personas por inhalación de monóxido de carbono. El fuerte viento que azotó la zona, con ráfagas que se dijo superaron los 85 kilómetros por hora, complicaron sobremanera el panorama. Decenas de personas, de diversos organismos municipales, provinciales y empresas particulares, trabajaban anoche para controlar la grave situación. La ruta 22, al ingreso a Plottier, estuvo cortada desde las 17 horas y hasta las 19 aproximadamente. Luego se liberó aunque de forma condicional e igualmente el tránsito debía hacerse con suma precaución.

Una veintena de edificaciones resultaron quemadas entre las casas particulares e instalaciones rurales como galpones.

La médica Luciana Ortiz Luna, jefa del Servicio Integral de Emergencias de Neuquén (SIEN), al frente de una de las unidades afectadas al siniestro, al caer la tarde en uno de los focos a la vera de la ruta 22, antes de llegar a la ciudad desde Neuquén, informó que habían atendido a una mujer de 42 y sus dos hijos, uno de cuatro y otro de siete años, a los que se les quemó la vivienda. Incluyó a otros dos adultos y a seis bomberos. Los primeros fueron derivados la hospital de la vecina localidad, pero no eran casos graves.

Desde otra unidad del SIEN, apostada en el cuartel del Cuerpo de Bomberos de Plottier, un poco antes, se reportó la atención de una mujer de 70 años y dos bomberos. También casos de inhalación.

Aún cuando no se podían precisar anoche los daños serían enormes y generaron un clima de gran preocupación en las autoridades, tanto del municipio local como de la provincia. "No podemos dimensionar daños, pero son muchos. Se han puesto todos los recursos humanos y materiales disponible para afrontar el fuego. El trabajo se hace coordinadamente", dijo alrededor de las 19 en el lugar del siniestro el ministro jefe de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Claudio Gastaminza. (Ver recuadro)

El escenario era de una singular característica, tanto por la extensión de la zona afectada como por el desarrollo de los incendios. Los focos eran simultáneos, alejados unos de otros, y tenían una dinámica que por momentos los hacían incontrolables. Aún cuando los autobombas de bomberos y los camiones cisternas, municipales y particulares, surcaban a ritmo frenético las calles y los caminos rurales con agua, no daban abasto para sofocar la seguidilla de focos que se generaban por la acción del viento.

La voracidad del fuego consumía los arbustos y vegetación seca que encontraban a su paso y algunas se trepaban por los árboles, puntualmente en el caso de las coníferas, que por la resina de ese tipo de plantas, ardían en largas lenguas incontrolables. El espectáculo era imponente: la intensa humareda azul de los incendios se mezclaba con el polvo que levantaban las violentas correntadas de viento, al punto de opacar el sol. Esta visión se tenía, a eso de las 18, en toda la franja de chacras que hay desde el oeste del barrio Los Álamos hacia Plottier. Esto al norte de la ruta 22. Poco después los llamados de emergencia provinieron de una franja similar, pero del lado sur de la ruta. Acá el fuego arrasó también plantaciones e instalaciones agrícolas. Las llamas afectaron significativamente la zona del balneario La Herradura, donde entre otros está el predio del personal de Vialidad Nacional. Ayer también se reavivaron los restos del incendio que se había registrado el domingo en la zona del complejo Las Brisas, camino a Senillosa a unos siete kilómetros de Plottier.

El comandante de Bomberos Voluntarios de Plottier, Carlos Mansilla, dirigió los operativos desde esa base y destacó que el corte de energía que sufrió la ciudad –tres cuartas partes sin suministro–, constituyó otro gran obstáculo porque no permitía la carga de las cisternas y debió apelarse a autobombas, para cargarlas desde los canales.

En la capital neuquina

Con ráfagas de más de 105 kilómetros por hora, la ciudad de Neuquén sufrió serios trastornos y quedaron sin luz otras localidades. En este contexto la provincia decretó anoche el estado de emergencia para el cordón que va desde El Chañar hasta Senillosa, ésta última si electricidad pues una línea se incendió y la otra fue tumbada por el viento.

Anoche la zona oeste de la ciudad de Neuquén y el sector norte sufrieron las consecuencias del vendaval que, por ejemplo, derribó un pino que a su vez levantó un acueducto e hizo que se inundara y colapsara una estación de Calf. Esto ocurrió en Las Lilas y Pinar. Otro pino cayó en Doctor Ramón e Irigoyen. Desde la Terminal de Ómnibus se informó que hoy no saldrán los servicios previstos hacia Junín ni San Martín de los Andes por los riesgos que implica el tránsito.

"Estamos es una situación de emergencia con cortes en Senillosa, por las dos líneas, Añelo, Vista Alegre, y Chañar", sostuvo el subsecretario de Servicios Públicos de la provincia Alejandro Nicola quien estuvo en permanente contacto con el Ente Provincial de Energía de Neuquén.

rionegro.com.ar

 

Comentarios (0)

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.