Teléfono: (0299) 496-3355

E-Mail: radiociudad@copelnet.com.ar

Dirección: Av. Olascoaga 560, Cutral Có

facebook.com/radiociudad945

Whatsapp: 2994045352

Viernes, 02/06/2017 - 23:27

Ya son 48 los intoxicados con monóxido de carbono

La cifra es alta teniendo en cuenta que aún no empezó el invierno.

Si bien faltan veinte días para que comience el invierno, y por consiguiente el aumento de las bajas temperaturas, en los hospitales y centros de salud de la provincia ya atendieron 48 intoxicaciones con monóxido de carbono, cuatro menos que el año pasado en igual período (1º de enero a 20 de mayo).

Desde la dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la provincia señalaron que la mayoría de las personas que fueron atendidas (31 en total) pertenecía al grupo etario de 25 a 34 años.

El monóxido de carbono es una de las principales causas de muerte por envenenamiento para todas las edades a nivel mundial. La mayoría de los casos son prevenibles si se tienen determinados recaudos a la hora de calefaccionar la vivienda.

Desde el área de Toxicología dependiente del servicio de Emergencia del hospital Castro Rendón, el médico Horacio Trapassi aseguró que el monóxido de carbono “es tan peligroso porque no es detectable a través de los sentidos, no tiene color ni olor, y los síntomas inespecíficos y muy fáciles de confundir con otras enfermedades hace retrasar las consultas en los hospitales y centros de salud”.

Agregó que el monóxido de carbono “ingresa a la sangre por los pulmones mucho más fácilmente que el oxígeno”. Comentó que al ser inhalado en altas concentraciones puede provocar la muerte en minutos. Es producido por la mala combustión del gas natural, la leña, el carbón o la nafta.

El médico describió que los síntomas que se presentan cuando se produce una intoxicación con monóxido de carbono son: dolor de cabeza, mareos, visión borrosa, zumbidos en los oídos, dificultades para concentrarse, convulsiones, desmayo, dolor de pecho, falta de aire, dificultad para respirar, náuseas, vómitos, debilidad, dolor abdominal y dolor muscular.

Resaltó que el uso de salamandras, braseros o estufas a kerosén para calefaccionarse debe ser evitado por la noche. “Deben ser utilizados únicamente de día para calefaccionar el lugar y por la noche deben ser apagados, retirados del ambiente. En todo caso, es recomendable abrigarse bien para dormir”, señaló.

Trapassi también indicó que los niños, los ancianos y aquellas personas que padecen enfermedades cardíacas o pulmonares tienen mayor riesgo de sufrir una intoxicación.

Prevención

Recomendaciones para el hogar

• Tener ventilación permanente en cada ambiente calefaccionado.

• Instalar estufas de tiro balanceado.

• Evitar las infrarrojas, las catalíticas y los braseros.

• En caso de usar estufas y braseros, apagarlos siempre antes de irse a dormir.

• No arrojar al fuego plásticos, goma o metales.

• No instalar calefones o termotanques en el baño o espacios poco ventilados.

• Controlar anualmente los artefactos por un gasista matriculado.

• No encender motores a

combustión en lugares cerrados (autos, grupos electrógenos, motosierras, etc.).

• No calentar la vivienda con el horno o las hornallas.

NEUQUÉN

Ante la sospecha de intoxicación se debe retirar a la persona hacia un lugar ventilado, abrir puertas y ventanas, y acudir al hospital o centro de salud más cercano para que reciba el tratamiento adecuado, o bien llamar al número 107 de emergencias médicas.

“Las personas que resultaron intoxicadas con monóxido de carbono deberán someterse a controles médicos periódicos por lo menos durante un año”, recomendó el médico toxicólogo Horacio Trapassi.

“Aunque la persona recibió el tratamiento adecuado, semanas o meses después del incidente pueden aparecer manifestaciones tardías, síntomas o complicaciones provocadas por la inhalación de monóxido, como dificultades de atención y de memoria, y en los más chicos problemas en el aprendizaje”.

El especialista comentó que cada persona se ve afectada de manera diferente, pero hay grupos más vulnerables a los efectos de este gas, como los niños, los ancianos o las personas con problemas de corazón o circulatorios. “Los primeros órganos afectados son aquellos que consumen más oxígeno: el corazón y el cerebro”, explicó. “En el caso de los niños, no pueden determinar lo que les está ocurriendo”, agregó.

Revisión

Por otra parte, Trapassi recomendó que las personas intoxicadas deben notificar a la empresa de gas para que esta realice una verificación de los artefactos de calefacción en la vivienda a través de los detectores de monóxido ambiental.

“La mayoría de los casos son prevenibles y evitables, y la ventilación de los ambientes es la medida más efectiva para todos los tipos de calefacción”, concluyó el médico toxicólogo.

lmneuquen.com.ar

Comentarios (0)

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.