Teléfono: (0299) 496-3355

E-Mail: radiociudad@copelnet.com.ar

Dirección: Av. Olascoaga 560, Cutral Có

facebook.com/radiociudad945

Whatsapp: 2994045352

Domingo, 20/03/2016 - 22:27

Crecen las protestas y la violencia en los actos de Donald Trump

La virulencia que rodea la campaña del candidato republicano dio anoche otra vuelta de tuerca en Arizona, donde decenas de personas cortaron una calle para protestar por su visita y uno de sus seguidores golpeó salvajemente a un manifestante opositor.

La creciente virulencia que rodea la campaña de Donald Trump dio anoche otra vuelta de tuerca en Arizona, donde decenas de personas cortaron una calle para protestar por la visita del precandidato presidencial republicano y uno de sus seguidores golpeó salvajemente a un manifestante opositor.

Lejos de condenar la agresión del manifestante y en el segundo fin de semana seguido de disturbios en torno a sus actos, Trump dijo hoy que quienes protestan en sus apariciones son "agitadores" que golpean y gritan y no reciben de los medios la merecida condena.

Mientras la presencia de Trump en Arizona caldeaba los ánimos y derivaba en violencia, miles de personas salieron anoche a las calles de Nueva York para protestar contra su retórico "xenófoba y ultranacionalista", según el lema de la marcha, fuertemente custodiada por la policía.

El magnate inmobiliario, de 69 años, es el gran favorito a ganar la candidatura presidencial republicana para desvelo del establishment republicano, que recela de sus posturas extremistas y cree que condena al partido a otra derrota en las elecciones de noviembre.

Y mientras que su popularidad no ha parado de crecer entre el núcleo duro de sus votantes y gana primaria tras primaria, el establishment del partido se aferra a la posibilidad aritmética de que no alcance los delegados necesarios para asegurarse la candidatura.

Así, el partido podría llegar a su Convención Nacional de julio próximo, el evento en el que se unge a quien competirá por la Casa Blanca, sin un candidato, un escenario impredecible y no visto desde 1952, pero que daría una última chance del aparato de deshacerse de Trump.

Ni a Trump ni tampoco a su más cercano perseguidor en el interna republicana, el senador Ted Cruz, un autodeclarado "anti-establishment" aupado por los ultraconservadores del Tea Party, les interesa llegar a una convención disputada.

Ambos saben que no cuentan con el apoyo del aparato y temen que el establishment saque un candidato más de su gusto de debajo de la manga.

El magnate ya ha advertido de que si el partido maniobra en su contra en la convención "habrá disturbios" de sus entusiastas seguidores, mientras que Cruz ha pronosticado una "revuelta" si el "establishment" logra que se imponga un candidato de su cuerda sin el apoyo popular previo.

Pero para los disturbios no hubo que esperar a la convención, a juzgar por el paso de ayer de Trump por Arizona.

En otra jornada marcada por disturbios, el millonario neoyorquino motivó confrontaciones entre simpatizantes y opositores durante su intervención en el Centro de Convenciones de Tucson, los cuales han fueron recogidos en varios videos publicados en medios nacionales y redes sociales.

Durante su presentación, la última del día y en la que Trump fue interrumpido varias veces, un joven opositor con una camiseta que tenía un estampado de la bandera estadounidense y un cartel en el que se leía "Mal para EEUU", fue golpeado repetidamente mientras era escoltado fuera del recinto por una persona que se hallaba entre el público.

En otro video se observa al jefe de campaña de Trump, Corey Lewandowski, confrontando muy de cerca junto a otra persona a un joven al que luego aparentemente tiran del cuello de su camiseta cuando éste pretendía alejarse, informó la agencia de noticias EFE.

Más temprano, por la mañana, decenas de manifestantes bloquearon una carretera de acceso a uno de sus actos en Phoenix durante casi una hora equipados con coches y pancartas contra el magnate.

En su primera reacción a los incidentes, Trump acusó a "agitadores" de protestar en su contra, pero no tuvo ninguna palabra de reproche para la agresión cometida por su seguidor y volvió a acusar a la prensa de sesgo en su contra, uno de sus caballitos de batalla preferidos.
"¿Por qué ocurre que estos horrendos manifestantes, que gritan, que maldicen, que golpean, que bloquean carreteras y puertas durante mis mítines, nunca son culpados por los medios? Triste", escribió el magnate en su activa cuenta de la red social Twitter.

"Los manifestantes bloquearon una autopista principal, retrasando la entrada a mi mitin en Arizona por horas, y los medios culpan a mis seguidores", prosiguió en un mensaje posterior.

Preguntado hoy por estos sucesos en una intervención en CNN, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que todos los aspirantes presenciales "deben desalentar de este tipo de actividad porque la audiencia suele escuchar a los que hablan".

También en CNN, el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, reiteró que el partido no condonará la violencia pero llamó a reflexionar "a ambos lados", también a los "agitadores".

Estos incidentes se suman los de la semana pasada en Chicago o a los de la anterior en Carolina del Norte y, en medio de la cada vez más crispada campaña del magnate, resuenan las palabras que pronunció en un evento en Las Vegas (Nevada) en febrero.

"A gente así la sacaban en camilla en el pasado. Me dan ganas de soltarle un puñetazo en la cara", dijo entonces Trump, sin inmutarse.

El alguacil del condado Maricopa, el polémico Joe Arpaio, quien apoya a Trump y es famoso y también muy criticado por su obsesión con la persecución de los inmigrantes ilegales, informó después de que tres manifestantes fueron detenidos por los sucesos en Fountain Park.

"Si piensan que van a intimidar al siguiente presidente de Estados Unidos, eso no va a pasar", dijo Arpaio, antes de presentar al magnate antes de su alocución en el lugar.

Sobre el estrado, Trump enfocó su breve discurso en la inmigración y la necesidad de reforzar la frontera, para lo cual apeló de nuevo al eslogan de levantar un muro y que sea México el que lo pague, lo que generó aplausos entre sus seguidores.
"Si no tenemos una frontera, no se puede tener un país", recalcó.

A las afueras del local, mas de 100 manifestantes expresaban con carteles y gritos su desacuerdo con la retórica antiinmigrante que el millonario ha desarrollado a lo largo de su campaña, en la que llegó a prometer que impediría la entrada a los musulmanes de ser elegido presidente.

telam.com.ar

Comentarios (0)

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.