Teléfono: (0299) 496-3355

E-Mail: radiociudad@copelnet.com.ar

Dirección: Av. Olascoaga 560, Cutral Có

facebook.com/radiociudad945

Whatsapp: 2994045352

Domingo, 19/02/2017 - 21:14

La comida aumentó el 13% en seis meses en Neuquén

Surge de un relevamiento de LM Neuquén en seis supermercados.

Neuquén.- Con faltantes en algunos productos y algunas bajas de precios, la canasta básica de alimentos subió en promedio un 13% en los supermercados neuquinos en los últimos seis meses. Con grandes diferencias entre un comercio y otro, no queda más opción que hacer extensas recorridas y consultas constantes de las ofertas para no malgastar recursos frente a la inflación que sigue en crecimiento, aunque de forma más cauta que el año pasado.

En una recorrida que hizo LM Neuquén por los seis principales supermercados de la ciudad, se pudo constatar que por un mismo producto pueden darse diferencias de precios de hasta el 53%.

Por lo tanto, elegir el lugar para hacer las compras puede ser una acción fundamental a la hora de extender un poco más la duración del sueldo.

Ante una situación con precios que suben de modo constante, muchos clientes optaron por modificar sus hábitos de consumo. “Llevá la que tiene el nombre del supermercado, que siempre es la más barata”, le decía una mujer con el pelo cortado carré a su marido mientras el hombre observaba las latas de atún mientras el cronista hacía la recorrida para este informe.

Como ellos, hay muchos que optan por pasarse a marcas alternativas para reducir un poco el valor del changuito y, de ese modo, las marcas propias de cada cadena y las etiquetas desconocidas empiezan a ganar adeptos.

Mientras tanto, otros clientes eligen lo acostumbrado casi sin mirar y se sorprenden más tarde, cuando se imprime el ticket.

Determinar qué supermercado es más barato depende en gran medida de los productos que el cliente consuma de forma habitual, ya que aquellos locales que venden carnes baratas ofrecen, al mismo tiempo, los precios más caros para los alimentos secos y viceversa.

Según los datos relevados por LM Neuquén a partir de la elaboración de una canasta básica de casi 30 alimentos, las diferencias de precios entre un negocio y otro pueden ser de hasta un 20%. En ese contexto, las ofertas periódicas pueden ser un gran aliado para comprar lo mismo por menos dinero.

Los tallarines de primera marca que se venden a 16,50 pesos en un supermercado céntrico pasaban a costar 12,50 si se compraban dos unidades, mientras que el puré de tomates bajaba de 13,50 a menos de 12 pesos. En un hipermercado del Alto, una oferta reducía el kilo de yerba de 52,99 pesos a 42,39, lo que implica una baja del 20%.

En alza fuerte

Desde el último relevamiento realizado en julio, los artículos que registraron mayores subas fueron los lácteos, las bebidas y algunos alimentos básicos, como azúcar y arroz. El yogur de vainilla que antes se promocionaba con precios congelados pasó de 10,89 pesos a costar, en promedio, 14,74, lo que implica una suba del 35%, mientras que la leche entera en sachet pasó de un valor promedio de 18,86 pesos a salir 21,56. El queso cremoso y la manteca también subieron un 11% en seis meses.

El precio del azúcar parece haberse regulado por la implementación del programa Precios Cuidados, que fija una bolsa de primera marca a 16,84 pesos (ver aparte). Sin embargo, resultaba imposible encontrar ese producto en la mayoría de los supermercados y había algunos que ofrecían tan sólo unas pocas bolsas de una marca poco conocida. Aún con estos controles, el artículo registró una suba del 28% desde julio de 2016.

Los productos de limpieza, que tuvieron una fuerte suba a mediados del año pasado, parecen haber estancado sus precios y registraron porcentajes de aumentos de entre el 3% y el 6% en un semestre. Lo mismo ocurrió con otros artículos como harina, té en saquito o jugo en polvo, lo que permitió contrarrestar los grandes aumentos de otros rubros.

La carne está un poco más barata

Algunos productos bajaron sus precios en comparación con julio de 2016. Un ejemplo se da en la carne, que presentó una reducción de entre el 4,5 y el 5% en los cortes relevados.

A mitad del año pasado, el corte de paleta de novillito tenía un costo promedio de 115,81 pesos y esta semana se encontró en los supermercados a 110,51 pesos. La carne picada común pasó de costar 64,66 pesos a 61,76 en un valor promedio.

La baja de los precios en este caso se debe, en parte, a la caída del consumo. Según un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), la demanda cayó 6,7% en 2016 y tocó el piso del consumo más bajo de los últimos cinco años: 55 kilos anuales por habitante.

Faltan productos del programa Precios Cuidados

El programa de Precios Cuidados es una gran herramienta para acceder a una canasta de productos básicos a precios bajos garantizados por un acuerdo de las empresas con el Gobierno. Sin embargo, en muchos casos resulta imposible encontrar los artículos promocionados en las góndolas de los supermercados, como constató este medio en una recorrida por seis comercios de esta ciudad.

El kilo de azúcar, que tenía un valor controlado por el programa de 16,84 pesos, se encontró tan sólo en tres de los seis supermercados relevados. En algunos casos, los locales que no disponían del producto ofrecían el mismo artículo pero con el calificativo de “superior”, acompañado por un valor 18% más caro.

Por otro lado, los seis comercios de la ciudad visitados contaban con latas de arvejas con su correspondiente cartel que las incluía dentro del programa nacional. Sin embargo, los precios oscilaban entre 10,96 y 12,25 pesos.

Del mismo modo, las conservas de choclo costaban entre 19 y 24,10 pesos aunque también eran parte del plan.

lmneuquen.com

Comentarios (0)

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.